miércoles, 17 de febrero de 2010

El de Francia´38 fue el Mundial de Fútbol más tenso de la historia



Y no era para menos. En junio de 1938 la situación en Europa no era esperanzadora: España estaba en guerra civil y Alemania estaba dando ya los primeros pasos desafiantes que conducirían a la Segunda Guerra Mundial, habiéndose anexionado Austria en los meses anteriores. La anexión fue ratificada en uno de los referendos más extraños de la historia. El Anschluss fue aceptado por más del 99% de los votantes austriacos, y se sabe que el voto no fue manipulado. No pasó lo mismo con el sistema de votación: las papeletas constaban de un enorme SÍ y un pequeño NO, no eran secretas, y debían ser entregadas en mano a los agentes de la SS de cada colegio electoral. Austria, aunque se había clasificado para la fase final del mundial de Francia, rehusó participar, y sus mejores jugadores fueron llamados para formar parte del combinado alemán. También lo fue la gran estrella austriaca, Matthias Sindelar, aunque era judío. Sindelar se negó a jugar con Alemania y fue desde entonces perseguido por ser considerado "Enemigo del Estado". Sindelar permaneció oculto unos meses junto a su esposa, suicidándose finalmente a principios de 1939.

Las dos selecciones más pitadas durante el Mundial fueron Alemania e Italia, selección esta última que a la postre se llevaría el campeonato, tal y como hicieron cuatro años antes. Ambos equipos no se ganaron precisamente la simpatía del público francés al empezar cada partido saludando al modo fascista (en la foto: partido inaugural entre Alemania y Suiza). El equipo italiano llegó al extremo de jugar su partido contra Francia con una equipación negra, en un claro guiño a Mussolini y sus "Camisas negras".

También hubo tensión por la decisión de la FIFA de no hacer el Mundial en América, rompiendo la alternancia Europa-América que ha sido habitual hasta hace pocos años. Así, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Costa Rica, El Salvador, México, Colombia y Guayana Holandesa se negaron a participar al organizarse la fase final en Francia y no en Argentina. Los representantes americanos fueron solamente Brasil y un país con tan poca tradición como Cuba (que no obstante pasó la primera fase tras ganar a Rumanía en un partido de desempate, aunque luego fueron "machacados" por los suecos).

1 comentario:

  1. Qué bonito y qué apolítico es el deporte.

    ResponderEliminar

ShareThis